sierra-nevada

La estación de esquí de Sierra Nevada ha vuelto a abrir sus puertas al público. Esta vez de una forma peculiar con la situación actual que estamos viviendo. Nuevas medidas en la estación que se tendrán que cumplir por obligación para disfrutar de una estancia segura y divertida. Como por ejemplo el uso obligatorio de mascarilla, entre otras.

La dirección ha tenido que tomar nuevas opciones para seguir con el protocolo establecido. Campañas de concienciación para los usuarios, nuevos soportes informativos y una organización especial para el acceso tanto a la estación como dentro de ella.

Los 30 kilómetros disponibles esquiables y los remontes han establecido en 6.000 usuarios el máximo permitido en la estación. Además, la compra de forfait tendrá que ser on line porque no se puede hacer de forma presencial en la taquilla, ya que esa opción está restringida.

Las próximas bajadas de temperatura logra la producción de nieve. Además de mejorar la calidad y la cantidad de ella. Se estipula que el espesor de la nieve oscila entre los 30 centímetros y el metro de nieve polvo dura. También cuenta con la nueva apertura de pistas.