Esta primera semana de junio debería celebrarse el Corpus en Granada, con su tradicional Tarasca, el alumbrado, las casetas en el Ferial, los vestidos de flamencos y sus típicas sevillanas. Pero como ya saben todos ustedes, quedó anulado a causa del Covid-19.

Este martes 2 de junio, el consejero de la Presidencia y portavoz, Elías Bendodo ha comunicado en rueda de prensa la decisión de la Junta de Andalucía de pedir a los alcaldes autonómicos que no autoricen ferias, verbenas y romerías durante el verano de 2020.

La intención es que durante los meses de junio, julio y agosto no haya grandes conglomeraciones de personas. Según Bendodo, un rebrote «sería letal para nuestra economía» y cree que «no es el momento de tomar riesgos«.

«Recomendamos que se eviten esos tipos de eventos multitudinarios porque es lo que señala el informe de la dirección general de salud», recalca Bendodo. Y así se lo han comunicado a Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias. El verano andaluz será sin fiestas populares.