Roberto Soldado ha sido uno de los grandes protagonistas de la temporada del Granada y con su gol al Athletic abría la veda de un camino que termina en Europa. Ante los micrófonos de Movistar, aseguraba que el éxito radica en el grupo.

“La clave ha sido la unión, el creer, el estar dirigidos por un entrenador como Diego que nos hace creer en su forma de ver el fútbol y la ilusión que tenían del año pasado, la unión y el ambiente han sido fundamentales para subirse al carro”.

Cuando aterrizó en Granda muchos dudaba. “Venía a una familia, es un sueño cerrar esta clasificación” a Europa tras una temporada excepcional del conjunto nazarí.

Su estado de forma no ha pasado desapercibido pero aún así mostraba su modestia: “Me gustaría estar mejor, pero sí que es verdad que con 35 años jugar tantos partidos es bueno. Me han respetado las lesiones y me siento un privilegiado como representar este club”.

Soldado contó los nervios finales: “Yo estaba en el banquillo, sé que la Real ha empatado, que el Getafe no terminaba de cerrar y al final ha sido una alegría”. Y mandaba a la afición un mensaje y una dedicatoria: “Esto va por ellos, para la afición, que lo sientan, y nosotros solo hemos cerrado la temporada, que sueñen en grande y que vamos a pasar unas vacaciones merecidas pero vamos a volver la próxima temporada para dar lo máximo como ha sido este año”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *