Emilio Torregrosa es gerente del YO10SportClub en Granada. Este empresario nos cuenta amablemente en La Gaceta de Granada cuál es la situación actual que viven los gimnasios y centros deportivos en España. También nos detalla el cúmulo de medidas necesarias y obligatorias para reabrir su centro ubicado en Camino de Ronda.

¿Cuándo podrán abrir y que tiempo les llevará ser rentables?

“Los gimnasios, los centros grandes tenemos la mira puesta en la fase 3 que es cuando se entiende que podemos abrir. Otra cosa es cuándo será rentable, algo más difícil de prever ya que dependerá de muchos factores. Si se cumplen los plazos que hay sería el 15 de junio, estamos aprovechando este tiempo que queda para adaptar las instalaciones y garantizar la máxima seguridad y confianza por parte del cliente”.

¿Los centros de Sevilla y Huelva pueden servirles como una prueba de lo que les espera en Granada?

Para mí será útil ver cómo se produce y cómo se desarrolla esa apertura en ambas provincias. Aunque lo tenemos todo muy previsto y estudiado, a expensas de lo que termine de concretar el Gobierno que sabes que siempre readapta y modifica leyes. Los empresarios y directores de los negocios de este sector esperamos que aclaren la normativa que han redactado y publicado porque es bastante inconcreta”.

¿En qué consiste esa normativa para los gimnasios?

“Lo que plantea el Gobierno es incompatible con la sostenibilidad del negocio. Nuestra patronal y nuestra Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas elevó al Consejo Nacional de Deportes una serie de medidas y propuestas en las que incluía un aforo con una limitación del 70% porque el Gobierno plantea abrir al 30. Por ejemplo que los usuarios se laven frecuentemente las manos, sin embargo los vestuarios tienen que estar cerrados. Podría entender que la zona de duchas se cerrara, o que se cerrara una sí y una no para que hubiese distanciamiento, pero que se cierren los vestuarios y a la vez se exija que se laven las manos los clientes pues eso significa o que tenemos que instalar lavabos fuera de los vestuarios con el coste que supone en todos los centros, o no se van a poder lavar las manos los clientes. Lo que propone el Gobierno es algo totalmente insostenible como pasó con las terrazas de los bares que a última hora decidieron aumentar el aforo de un 30 a un 50% claro porque sino ¿a qué negocio le interesa abrir a un tercio de su capacidad? es incomprensible”.

¿Usaran guantes y mascarillas en los centros?

“Nosotros estudiamos un poco la normativa que hay publicada aplicando el sentido común. Llevamos mucho tiempo gestionando centros deportivos, en nuestro sector la higiene siempre ha tenido mucha importancia, no es por desmerecer a otros, pero quizá sea el que más empeño pone en la desinfección y limpieza de superficies. Además nosotros por ley tenemos una serie de análisis permanentes que tenemos que pagar y cumplir porque la normativa sanitaria es estricta. La toalla siempre ha sido obligatoria, al menos en nuestra cadena, ahora obligamos a su uso pero también recomendamos una segunda toalla para la higiene personal, es decir, que la que pones en el tapiz de la máquina que no nos sirva para secarse el sudor de la cara. Luego hay otras medidas que creemos que son de sentido común como señalizar la seguridad para mantener la distancia con el personal; que haya material desinfectante (geles y papel) en todas las zonas; garantizaremos el control de aforo en todas las salas; evidentemente la mascarilla será obligatoria para nuestro equipo; garantizaremos el acceso, la reserva y los cobros sin necesidad de contacto ya que hasta ahora se utilizaba la huella digital para acceder al club, etc. Todo eso desaparece y pasa a ser sin contacto, a través de códigos QR y demás.

El usuario que incumpla esta normativa tendrá que ser expulsado del centro, no nos gustaría que pasase, pero si llega el momento tendremos que hacerlo sobre todo por garantizar la seguridad del resto de usuarios y del resto del equipo. Esas son las garantías que ofrecemos, pero al mismo tiempo va a requerir de un compromiso del cliente, hacer que desinfecten sus zapatos a la entrada del club en donde habrá una alfombra con un potente desinfectante, la distancia interpersonal en todos los espacios, usar la toalla obligatoria y la segunda que recomendamos, traer su propia botella de agua ya que las fuentes también se han anulado, desinfectarse y lavarse las manos frecuentemente, y que nos avise de cualquier anomalía”.

¿Se tomará la temperatura a los clientes?

“En principio no, si nos obligan lo haremos , pero no creemos que sea una medida lógica porque para empezar puede haber personas contagiadas que sean asintomáticas y no tengan fiebre, así que no es un sistema que nos garantice nada. Luego entendemos que esa toma de temperatura si vamos a manejar una distancia de seguridad mínima no creo que se deba llegar a este punto”.

¿Cómo se adaptarán los bancos, cintas y bicicletas para cumplir con las medidas de higiene establecidas?

“Nosotros en cuanto a equipamiento, vamos a sacrificar una zona libre para poder mantener la distancia entre maquinas. Los bancos se van a anclar, evidentemente queda prohibido que los usuarios hagan ejercicio juntos. Con las bicicletas lo que hemos hecho es cambiarlas a otras salas y van a estar separadas adecuadamente con un incremento de la extracción y la renovación de aire ya que se respira muchas veces por minuto”.

¿Tendrán separaciones por franjas horarias?

“Estamos estableciendo un sistema de control de aforo y de reserva previa a través de la aplicación. Si no hay disponibilidad tendrás que adaptarte a la hora pero tenemos la suerte de que contamos con un centro con muchos metros cuadrados con lo cual tenemos un aforo bastante considerable y creemos que en esta época de verano va a admitir bien esa demanda que va a haber. No creemos que haya que fijar horas, pero sí que se controlen las actividades a través de reservas y cuando haya el número del ‘aforo más uno’, el torno no deje entrar al siguiente cliente aunque tenga reserva”.

¿ Habrá límite de tiempo de uso?

“No creemos que haga falta porque el tiempo habitual es de una hora, hora y media, además que sin posibilidad de ducharse se reduce considerablemente unos 15-20 minutos. Así que, ¿para qué lo vamos a limitar? Solo lo haremos si más adelante tenemos un problema operativo”.

¿Qué pasará con las clases y la piscina?

“Se ha reducido el aforo de las salas, pusimos una señalización para garantizar esa distancia interpersonal en cada una de ellas. En cuanto a la piscina vamos a limitar el aforo propio y limitar el uso de las calles a dos personas por calle. En el spa también se reducirá el número”.

¿Qué pasará con los clientes con contrato?

“Nuestro departamento de servicio a cliente va a revisar cada uno de los casos, la mayoría de nuestras cuotas son mensuales y se congelaron el mismo día que se decreto el estado de alarma. En el momento que se reanude la actividad, se reanudará el cobro de esas cuotas. Las anuales pues tendrán que estudiarse caso por caso porque va a depender de la forma de pago que haya tenido y de cuántos meses tiene, pero se intentará compensar de la mejor manera a todos para que nadie salga perdiendo”.

¿Tienen miedo de poder perder clientes por las restricciones y en general por el virus?

“En ese sentido hay opiniones para todos los gustos, creemos que tenemos un cliente muy fiel, que se siente a gusto, que está motivado, por eso hemos puesto las medidas necesarias para que se puedan sentir seguros en nuestra instalación y no creo que tenga ningún problema en volver. Evidentemente hay una población más resistente a volver a la actividad física en un gimnasio, como puede ser pues la gente más mayor, es lógico porque son personas de mayor vulnerabilidad. Entiendo que esa gente no se va a arriesgar. También es verdad que el deporte online es una opción pero nunca va a ser igual que hacer una actividad en un centro deportivo por elementos como la motivación y la cercanía con la gente y con los instructores, el material y seguimiento técnico, todo eso es imposible de hacer en casa”.

¿Habrá alguna promoción para animar a la gente?

“No hemos llegado a analizar ese aspecto, en la empresa creemos que no es el momento ni de bajar ni de subir precios. El cliente tiene que entender que el empresario hace un esfuerzo extraordinario a pesar de esa limitación de aforo, de esa inversión en seguridad, en material, en control, en personal, etc. Entonces no queremos perjudicar al cliente, no queremos incrementar el precio, no queremos repercutir en esas medidas como se ha oído por ahí de las tasas del COVID. Pero también hay que entender que no es momento de hacer ninguna promoción porque además yo creo que el cliente ahora no va a valorar tanto el precio, sino las garantías que ofrecemos y un servicio eficiente”.

¿Crees que vuestro sector está siendo especialmente castigado?

“Nosotros no pedimos ayudas ni subvenciones, lo que pedimos es una tasa impositiva justa y acorde a lo que nuestro sector aporta tanto a la sociedad como al Estado. Te explico, promovemos la salud de las personas, ayudamos a estar más saludables y eso implica dos cosas, la primera que haya un ahorro importante a la Seguridad Social puesto que hacemos el esfuerzo para que las personas estén sanas y tarden más en desarrollar enfermedades. La segunda, algo que no es justo, porque no somos un sector de lujo, debería considerarse de necesidad básica como es el cuidado personal, y la actividad física. Hace diez años teníamos una tasa impositiva del 7% y se cambió a un 21%, a la patronal no le parece justo. Somos un sector que emplea en España a más de 235,000 personas, mueve más de 2.300 millones de euros al año, eso supone 1,2% del PIB, evidentemente no somos el turismo pero tenemos 4700 centros en España, y con más de 5,5 millones de usuarios. Una actividad tan primordial con una tasa impositiva del 21% no nos parece nada lógico. El otro día entrevistaban al representante de la Patronal con la Reina, con doña Leticia y fue ella la que sacó el tema del IVA porque en su opinión también le parece injusto, mira que para que alguien tan representativo como la Reina de España lo vea tan injusto, para nosotros significa mucho”.

¿Algún mensaje para los ciudadanos?

“Mi mensaje es para nuestros usuarios y los que aún no lo sean todavía. Reitero que somos un sector con mucha responsabilidad en higiene y limpieza como lo hemos sido siempre. Mi cadena está ocupada en la labor de garantizar al máximo que no suceda ningún tipo de contagio en nuestras instalaciones, estamos encima de eso y es la prioridad para todos los centros. También quiero dar un mensaje de tranquilidad y de confianza a todos los gimnasios, porque no son sitios más vulnerables que cualquier otro. Animo a que la gente haga deporte, a que se inscriba a los centros deportivos, no al nuestro sino al que más le interese. Es importante estar fuertes y sanos para afrontar cualquier enfermedad e infección, incluso sabemos que para poder superar una posible infección de COVID y por eso es importante estar saludable”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *