ignacio-fontes-atletismo

Sueños de Tokio I | Laura Bueno

Sueños de Tokio II | David Valero

Sueños de Tokio III | María Pérez

Sueños de Tokio IV | Roberto Carballés

Los Juegos Olímpicos son, para la gran mayoría de deportes, la cita culmen de una carrera deportiva. Son diecisiete días en los que deportistas de todo el mundo se citan en la ciudad anfitriona con la intención de cumplir un sueño. Todos quieren ser los ‘citius, altius, fortius’, es decir, los más rápidos, los que llegan más alto, los más fuertes. Hoy proseguimos en La Gaceta de Granada la serie con los cinco deportistas granadinos que acudirán a la cita de Tokio 2020. Hoy charlamos con el atleta Ignacio Fontes, que correrá la prueba de 1.500 metros.

Ignacio Fontes (Granada, 22 de junio de 1998) es uno de los principales pilares del atletismo garandino y español. Flamante campeón de Europa sub23 en 1.500 metros, Fontes llega a Tokio para quitarse el mal sabor de boca del último Europeo, donde por unos instantes tuvo en sus manos la medalla de bronce hasta que el recurso de Ingebrigtsen lo bajó del pedestal. Ahora, ultima los preparativos finales desde Portugal antes de poner rumbo a la capital nipona para debutar en los JJOO.

Pregunta. Enhorabuena por tu clasificación olímpica, Fontes. ¿Cómo estás?

Respuesta. Muchas gracias. Ha sido un año muy duro, pero ha tenido recompensa. Después del Campeonato de España, donde sellé el billete a Tokio, tuve dos competiciones más. Una en Noruega, que no fue muy allá, y otra en Estocolmo, donde batí mi marca personal. Quedé segundo detrás del líder del año. Ahí decidí cerrar mi calendario de competiciones y ponerme a entrenar para Tokio. Quedaba la carrera de Mónaco, pero yo venía de mucha competición en los últimos meses y sentí que necesitaba centrarme y ponerme a entrenar. Me vine al Algarve portugués porque necesitaba centrarme al máximo en los JJOO. En Granada iba a tener demasiado lío entre prensa y amigos. La cosa está yendo muy bien. Estoy entrenando tranquilo, me encuentro muy bien en los entrenamientos. Cuento los días para partir a Tokio. Ojalá podamos hacer una actuación decente.

P. Después del chasco del Europeo, defenderás la camiseta española en unos JJOO. ¿Cuál es tu objetivo?

R. Siempre es un orgullo representar a España en un campeonato internacional, más sabiendo el nivel que hay para lograr ese puesto en nuestro país. La medalla está más cara de la cuenta, pero como objetivo principal no me volveré satisfecho si no logro meterme en la final. He sido cuarto absoluto de Europa, he batido mi marca personal… Mis opciones pasan, como poco, por entrar en la final, pero todo puede pasar. Son tres carreras y cada una va a ser una final. El nivel es altísimo y los atletas que vamos tenemos unas marcas muy parecidas. La mía es de 03:35. En unos segundo estamos todos en un puño.

ignacio-fontes-atletismo

P. Tus sensaciones tras la temporada...

R. Personalmente, me habría gustado empezar a competir algo más tarde. Lo hice a mediados de mayo buscando la mínima. Me habría gustado tener ese mes más centrado en entrenamientos pero, en 1.500 y en medio fondo, la competición te da un punto extra que no te dan los entrenos. He entrenado bien de cara a los JJOO. Ha habido semanas en las que he competido cada tres días, muy parecido al ritmo de Tokio. Competí el último torneo el 4 de julio y me fui batiendo mi marca personal, que es algo positivo. De todos modos, me fui con sensación de haber podido correr dos segundos más rápido. Ahora me exijo ir al 100% en los entrenamientos. Antes, con las competiciones, no podía.

P. ¿Qué te dice tu entrenador, Jesús Montiel? En varias ocasiones te has referido a él como tu segundo padre.

R. Que no me puedo achicar. Que valemos estar en una final olímpica. Él confía hasta en que pueda llevarme una medalla. Yo sueño con ello, pero es cierto que hay que ir carrera a carrera y pasar las cribas. Confía mucho en mí. Este año me dice que valgo tres segundos menos de lo que he hecho, así que habrá que confiar en él. Me esta dejando a punto para llegar al máximo a Tokio.

P. Precisamente, ese era uno de tus ‘debe’. La autoconfianza…

R. Eso me lo ha dado la madurez de competir ante gente mejor que yo en diversos circuitos. Cada vez me conozco mejor y asimilo mejor los entrenamientos de Jesús. Si hago diez entrenamientos, ya tengo una idea de lo que puedo hacer. Llego a Tokio con 23 años, y con buen estado anímico y de forma. Seguro que maduraré mucho más con estos Juegos. Ojalá que en París 2024 llegue más maduro y confiando más en conseguir una medalla.

ignacio-fontes-atletismo

P. Vas a Tokio junto con otra granadina, Laura Bueno, a la que conoces bien…

R. Tanto Laura como yo estamos contentos con Jesús. Somos sus dos primeros deportistas olímpicos. Para él eso era un sueño. No va a poder venir a Tokio, pero seguro que desde casa nos animará. Es una alegría que vayamos juntos (con Laura Bueno). Compartimos muchas horas de entrenamiento, aunque yo he pasado poco tiempo en Granada este año por las concentraciones y Laura lo ha pasado mal con las lesiones. Es una alegría que se haya clasificado. Ojalá podamos disfrutar juntos de más JJOO juntos y con Jesús.

P. ¿Cómo te encuentras en lo sentimental junto a tu familia?

R. Ahora mismo mi familia y amigos están más nerviosos que yo. Han sido meses de mucha tensión para conseguir la plaza mínima para Tokio. Estoy tranquilo y disfrutando de los entrenamientos. Me imagino que son las semis o la final y que lo tengo que dar todo. Ahora estoy con mi pareja, que la he visto menos este año por los entrenamientos. No estoy aún muy nervioso. Imagino que los nervios aparecerán cuando empiece a hacer las maletas, aunque no he visto ni la ropa oficial de competición todavía…

P. Tu abuela seguro que estará orgullosa de ti…

R. A mi abuela la perdimos el pasado diciembre, Me pilló entrenando en Portugal. Mi abuela vivía en Granada y la teníamos muy presente. Todos los domingos venía a comer a casa. La veíamos mucho y fue inesperado. No tenía ninguna enfermedad. La he tenido muy presente en todas las carreras este año. No es de agrado para nadie perder a un ser querido, y más en un año tan extraño, que ha traído muchas cosas malas. Cada vez que paso por su puerta me acuerdo de ella. Donde esté, estará feliz de vernos contentos al resto. Seguro.

ignacio-fontes-atletismo