adrian-marin-granada-cf

La última sesión de la semana estaba planificada con un partido entre el Granada CF y el Recreativo Granada, sin embargo, a primera hora de este viernes 23 de julio se confirmaba un caso positivo por coronavirus en el filial rojiblanco. Este hecho ha trastocado los planes, obligando al primer equipo a jugar entre sí para evitar la propagación de la enfermedad.

La idea era que se disputasen tres partes de 30 minutos entre el conjunto que dirige Robert Moreno y el de Rubén Torrecilla. Todo ha quedado reducido a un ‘partidillo’ de dos partes de media hora en las que había incluso árbitro y asistentes de banda. Al descanso, el resultado era de empate a uno, con goles de Darwin Machis y de Luis Suárez. El colombiano Carlos Bacca estuvo trabajando en el gimnasio.

Con Robert Moreno atento en la banda, el equipo que ha jugado con la equipación ‘lima limón’ lo formaban Andorinha entre palos, Foulquier, Pepe, Víctor Díaz, Adrián Marín; Monchu, Isma Ruíz, Eteki; Pueras, Darwin y Antoñín. Con camiseta azul han jugado Aarón, Quini, Duarte, Germán, Neva; Milla, Gonalons, Azeez; Soro, Luis Suárez y Jorge Molina.

Los futbolistas disfrutarán de un fin de semana de descanso. El lunes está previsto que a las 9 de la mañana salga la expedición en autobús rumbo a Marbella, donde se concentrará durante una semana. En principio, Ángel Montoro deberá acompañar al grupo tras su positivo por coronavirus. El martes 27 de julio tendrá lugar el segundo test de pretemporada ante el RCD Espanyol.