Jesús Montiel, entrenador de atletismo, tiene en sus manos a dos de los mejores talentos del panorama atlético nacional. No en vano, una de ellas, Laura Bueno, es campeona de España de 400 metros lisos. El otro, Ignacio Fontes, es campeón de Europa en categoría sub-23. Jesús e Ignacio acudieron hoy, día 8 de julio, al estudio de Radio Marca Granada para repasar cómo han sido los meses de confinamiento y la vuelta a la competición el pasado fin de semana en Nerja. Además, hubo tiempo también para hablar de Tokio 2021 y el sistema de becas que reciben los atletas.

Pregunta: ¿Cómo ha sido entrenar en la cuarentena?

Jesús: La cuarentena ha sido fácil. Para mí ha sido una liberación como entrenador. Durante la cuarentena me he quedado con Ignacio Fontes, Laura Bueno y dos más. Con la cinta que le dejaron a Ignacio hemos podido mantener la programación casi casi igual a como la teníamos. Con Laura sí hemos tenido que hacer modificaciones, porque hemos tenido que adaptarnos a la bici que le prestaron. Lo bueno es que con ello ha evitado el impacto en su pie y ha recuperado la lesión que tenía.

P: Además, Laura es muy intensa, tanto para lo bueno como para lo malo, ¿no?

J: Sí. A Laura le pasa como a mí, somos muy pasionales. Cuando estamos bien se nos nota, pero cuando estamos mal lo transmitimos sin querer.

P: ¿Qué habéis hecho en el confinamiento? ¿Habéis tenido que modificar mucho los entrenamientos?

J: Con Ignacio hemos trabajado para hacer una base aeróbica muy amplia. La base competitiva era muy buena antes del parón y su trabajo ha sido muy bueno. Y al final hemos hecho una serie de test para ver si lo que se veía en la cinta se podía pasar a la tierra luego. Y este pasado fin de semana la vuelta a la competición bastante bien. Un 1.500 muy bueno, aunque me hubiera gustado incluso una carrera más rápida y más guerrera, porque creo que Ignacio tenía en sus piernas una mejor marca.

P: Ignacio, buenas tardes. El fin de semana pasado volvió la competición. ¿Cómo fueron las medidas de seguridad?

Ignacio: Nos hicieron rellenar un formulario declarando que no teníamos síntomas ni nos encontrábamos mal. Además, nos tomaron la temperatura. También los sitios de entrada de atletas y público fueron distintos y nos obligaron a mantener la distancia de seguridad en todo momento menos en la competición propiamente dicha.

P: ¿Y en lo deportivo cómo fue?

I: Muy bien. Nerja es un sitio con mucha tradición de atletismo. Siempre se ha corrido muy bien allí. Fue bonito, porque además está cerca de Granada. Y volver a competir, que fue bastante antes de lo que yo esperaba, con público, reencontrarme con mis rivales y amigos. Muy contento, aparte de por ganar, porque parece que esto se empieza a mover un poco. Optimista de cara a que esto sea el comienzo y que a la gente se le quita el miedo.

P: ¿Con qué objetivo fuisteis?

El objetivo ahora es empezar a movernos en tiempos de mínima olímpica (3:35:00). Aunque en estos momentos, que no lo entiendo, no son válidas. No comprendo cómo puede valer para Tokio 2021 una marca hecha hace un año, pero no una de septiembre de este año. Lo argumentan diciendo que ahora no está todo el mundo en las mismas condiciones. Nunca está todo el mundo en las mismas condiciones. Pero bueno, nos aguantamos. Aun así, yo quiero que mis atletas hagan esas marcas desde ya. No me sirve de nada que Ignacio, por ejemplo, gane carreras en 3:40 en este momento, porque no es un tiempo real. Prefiero que trabaje ya por esa mínima olímpica y si me quedo 3:36, después parto con ese tiempo. Y creo que los 3:35 los tiene en las piernas.

P: El ‘míster’ es exigente. Te pide más, aunque sea la primera carrera después del parón.

I: En ese aspecto somos exigentes. Era la primera carrera. Me escribía esta mañana Jesús y me decía que me relajaba en los últimos 100 metros. Y es que no tenía ni idea de a qué ritmo iba.

J: Hay algo que ha cambiado en Ignacio de un tiempo para acá y que me gusta mucho. Y creo que viene desde que fue campeón de Europa sub-23. Sale con personalidad a las carreras, sin importar quién tiene al lado ni a quién se enfrenta, ni por muy olímpicos que hayan sido. Ya no sale con dudas. Me deja muy a gusto, porque carreras buenas solo le salen a los que son buenos, a mí ese dicho de “le ha salido una carrera buena” no me vale de nada. No corre en 3:35 quien no tiene esa marca en las piernas. Esta carrera me recordó mucho a la del Campeonato de Europa.

P: Jesús, ¿te esperabas que Laura volviese tan bien?

J: Me esperaba que Laura volviera todavía mejor. Esperaba 54 segundos o un poquito menos e hizo 55:11. Pero es que la carrera fue muy lenta. Hasta la contrameta la que iba líder Andrea de la Rosa, que es una juvenil que también entrena con nosotros y que, por cierto, tiene mucha proyección, ya que tiene dos segundos menos de marca que Laura a su edad. Habrá que ver cómo evoluciona. Pero Laura fue a disfrutar el otro día, yo creo que tiene un segundo y pico menos en sus piernas ahora mismo. Y antes de septiembre tiene que ponerse en 52 segundos, porque si no en el Campeonato de España nos ganan.

P: ¿Ya está Tokio 2021 en el horizonte o aún es pronto?

J: Por supuesto que tenemos Tokio en el horizonte. Son atletas con calidad y madurez suficiente para ir a Tokio y no para ir a llevarle las maletas a nadie, sino para ir a competir. Además, queda un año. Es mucho tiempo, en un año un atleta puede subir un peldaño o dos en madurez. Y, por ejemplo, Ignacio es todavía muy joven. Yo tengo que pelear para que él dentro de un tiempo sea campeón olímpico y no campeón de Europa sub-23. Tiene que ser mi objetivo. Si quiero que él sea lo que vale, tiene que ser así. Y trabajaremos para eso. Y con Laura Bueno estamos en fase de volver a intentar la adaptación al 800 m. Y si cuaja creo que puede ser campeona de Europa y finalista olímpica. No descarto que ella pueda hacer 1:57 en un 800 a medio plazo. Y con esa marca eres finalista olímpica. Voy a estrujar esa posibilidad como sea y también la vía de Tokio, sea cual sea.

P: Y en cuanto a las becas, ¿qué tal? Porque has tenido muchos problemas a veces para que te las concedan

I: Me va mejor en cuanto a las becas después de una ‘guerra’ bastante importante.

J: Por fin le han concedido una beca, aunque sigo diciendo que vale más de lo que le dan, pero bueno. Y ahora voy a hablar de lo que ocurre en Granada. La Diputación puso unas becas hace año y pico. Y lo que no puede ser es que Ignacio y Laura no puedan tener beca en Granada porque son de la capital. Atletas de menos calidad tiene beca por ser de La Zubia, Monachil o Maracena. No entiendo que se les llame para hacerse la foto y en la normativa de becas se les deje fuera por ser de Granada capital. Es muy triste que atletas de esta calidad y si soy de Albolote sí, pero si soy de Granada que te den. Lo vería lógico si en Granada diesen las mismas becas y con las mismas cuantías. Si yo soy ellos, no voy a un acto de Diputación ni en pijama. Me lo tiene que explicar alguien para que yo lo entienda. Me parece muy cutre.

P: La última Ignacio, ¿cuándo volvemos a verte en la pista?

I: De momento el 1 de agosto en Lisboa, en un meeting. Y en principio el 5 de septiembre en Marsella también. A ver si pudiera haber algo a mediados de agosto con cierto nivel para no estar un mes sin competir. Después, el fin de semana del 12 y 13 de septiembre, el Campeonato de España en Madrid. Y ya más adelante veremos, porque la próxima temporada viene cargada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *