granada-disturbios

La ciudad de Granada no está destinada a la calma. Una nueva manifestación contra la represión policial por lo sucedido en Linares hace ya una semana ha acabado con el descanso de los vecinos de la capital y con nuevos enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía.

La protesta comenzó sobre las 19 horas del sábado 20 de febrero en Plaza Nueva. Los manifestantes marchaban de forma pacífica, pidiendo justicia ante las agresiones de dos policías contra un varón y su hija menor de edad en Linares. Sin embargo, los violentos han vuelto a hacer de las suyas.

Varios manifestantes han prendido fuego a contenedores de basura en diversos puntos del centro de la capital, como Plaza Nueva, Plaza de Gracia o el entorno de Pedro Antonio de Alarcón. Efectivos de la Policía Nacional y de la Policía Local han cargado contra los manifestantes con la intención de dispersar al grupo.

Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado han podido identificar a algunos de los violentos autoproclamados antifascistas que han provocado la segunda noche de disturbios en una semana. La anterior, iniciada por una manifestación a favor del rapero Pablo Hasél, finalizó con daños valorados en 30.000 euros.

Un ciudadano ha grabado un contenedor en llamas en la calle Pintor López Mezquita.