En el día en el que comienza la obligatoriedad del uso de la mascarilla en Andalucía, la propia Junta recuerda que está prohibido arrojar al suelo una mascarilla utilizada. En un vídeo publicado en sus redes sociales incide en que se trata de un posible foco de contagio del Covid-19.

Para desechar una mascarilla que ya ha sido usada se aconseja arrojarla al contenedor de la basura orgánica. La Junta de Andalucía recalca que tirarlas al suelo es objeto de sanción. Es cada Ayuntamiento el que decide la cuantía de las multas, pudiendo llegar a los 3.000 euros.

Tener que usar la mascarilla en la playa ha creado cierta preocupación en una parte de la población por aquellas personas incívicas que pudieran tirar sus mascarillas en la arena, contaminando aún más nuestros espacios naturales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *