sierra-nevada

La estación invernal de Sierra Nevada inaugurará la temporada 2020/21 mañana viernes 18 diciembre con limitación de aforo al 50% en pistas, venta de forfait exclusivamente online y reducción de aforo en todos los establecimientos, siguiendo las recomendaciones de la Consejería de Salud y Familias.

Con estos condicionantes, la estacación establece como zonas esquiables las pistas de Veleta, Borreguiles, Río y Loma de Dílar, siempre en función de las condiciones meteorológicas y de la nieve. Además, abre siete medios mecánicos y limita el aforo de esquiadores al 50% hasta que la ampliación de la superficie esquiable y apertura de nuevos remontes permita su ampliación.

Por otro lado, la venta de forfaits se realizará exclusivamente online, pues las taquillas permanecerán cerradas. La apertura del restaurante Borreguiles se adaptará a los aforos definidos por las autoridades sanitarias para cada fase.

Información en la web de forfaits disponibles

Para la limitación de accesos al dominio esquiable, Sierra Nevada descontará del aforo a los titulares de forfait de temporada, larga duración y a los poseedores de jornadas de esquí no consumidas por el cierre prematuro de la temporada anterior. La estación informará diariamente en la página web del porcentaje de forfait que pueden ser adquiridos y bloqueará aquellas jornadas que estén completas.

Todas las ventas serán online. Para ello, la estación ya ha concluido la campaña de envío gratuito de tarjetas recargables de forfait sin necesidad de haber hecho una compra previa. Desde hoy, ese envío también será gratuito, pero requerirá obligatoriamente la compra de, al menos, una jornada de esquí.

Alternativamente, para compras de última hora, se establecerán puntos de recogida de forfait recargable en Pradollano. En el caso de forfait de día, previamente comprado online, podrá ser recogido en los cajeros automáticos de la estación con la introducción del código de la compra digital.

Criterios para establecer el aforo

Sierra Nevada establece el aforo en pistas teniendo en cuenta la capacidad de transporte de los remontes que estén operativos cada jornada (ocupación de vehículo más tiempo de desplazamiento), el tiempo de espera de los usuarios antes de acceder a dichos remontes, la superficie esquiable y la frecuencia de descensos del usuario medio sobre el desnivel de las pistas que entren en servicio cada día.

Aprovechando la obligación de limitar el aforo, la estación va a ahondar en el cálculo de aforo introduciendo otras variables como la dificultad de las pistas que se ponen en servicio. A ello se unirá una medición sobre el terreno del comportamiento del usuario por tramos horarios y su efecto sobre las colas de acceso en remontes y distribución en el dominio esquiable que se habilite cada día.