Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a tres varones de entre 48 y 56 años, dos de ellos con antecedentes policiales, como presuntos autores de sustraer los bolsos de dos mujeres del interior de restaurantes diferentes. Los agentes pudieron recuperar parte de los objetos que contenían los bolsos y consideran a estos individuos presuntos autores también de la utilización fraudulenta de las tarjetas sustraídas para el pago en comercios.

Los agentes comenzaron a realizar gestiones ante la denuncia de sustracción de un bolso por parte de una señora. Esta se encontraba almorzando con varios familiares en un restaurante del centro de Granada cuando ocurrió el suceso. La perjudicada, que había dejado colgado el bolso sobre su silla, no se percató ni del momento concreto de la sustracción ni de quien podría haberla realizado.

Según la afectada, el bolso contenía dinero en efectivo, un teléfono móvil, varios documentos, tarjetas de crédito y unos auriculares. Al parecer, cuando cuando se percató de la sustracción, la señora ya había recibido el cargo por varias operaciones de compra en comercios por un importe de 140 euros antes de darlas de baja.

Sobre las 16:00 horas de aquel día, los agentes recibieron una llamada en la que otra mujer informaba de que, en el lapso de tiempo de media hora, mientras había salido de un restaurante ubicado en un pueblo cercano a Granada para fumar, alguien le había sustraído su bolso con dinero, documentos y tarjetas bancarias. Estas habían sido utilizadas de manera ilícita para compras por importe de casi 70 euros.

La segunda mujer también comunicó a los agentes que otros clientes habían sospechado de varios varones que salieron precipitadamente del establecimiento, cuyas características aportó a los policías.

Intervención en el Paseo de la Bomba

Poco más tarde, una de las dotaciones policiales que recibieron el comunicado tras la llamada al CIMACC-091 se dirigió hacia el acceso que conecta la población con Granada y observó un vehículo circulando en sentido contrario ocupado por tres varones cuyas características físicas podrían coincidir con las que dio la víctima.

Así, los agentes cambiaron el sentido de la marcha y lo interceptaron en el Paseo de la Bomba, donde identificaron a los tres hombres. En el interior del vehículo, localizaron documentos a nombre de las dos víctimas, un monedero, unos auriculares y un teléfono móvil que resultaron pertenecer a las mismas y que les fueron devueltos.

Los detenidos, a quienes también se les supone la autoría de realizar los pagos en comercios utilizando las tarjetas sustraídas, fueron trasladados a dependencias policiales y ya han pasado a disposición de la autoridad judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *