El Granada regresó a los Cármenes para tratar de romper la mala racha de resultados que habían dejado las visitas a Barcelona y Sevilla. Los locales tuvieron que venir de atrás y remontar un gol de Raúl de Tomás para llevarse el triunfo, los rojiblancos regresaron a la senda de la victoria imponiéndose a un Espanyol de Barcelona que venía de tres partidos sin conocer la derrota bajo las ordenes de Abelardo Fernández.

Diego Martínez hizo pocos cambios en su alineación, Germán Sánchez regresó a la titularidad y Carlos Fernández inició el partido acompañando a Roberto Soldado en el eje del ataque. El Espanyol en cambio tuvo que mover a muchos de sus jugadores y rotar la alineación titular que uso frente al Athletic de Bilbao debido a suspensiones y lesiones en la plantilla.

El partido comenzó con un ritmo agobiante por parte de los locales que buscaban la portería de Diego López desde el principio, los periquitos buscaban apoderarse del balón, sin embargo la presión de los rojiblancos era asfixiante y no lo permitían en ningún momento. A los 7 minutos del partido Carlos Fernández tuvo la primera gran oportunidad de  la tarde para abrir el marcador, un gran centro de Víctor Díaz encontró sólo en el área al goleador sevillano, quién no pudo aprovechar la ocasión y mandó su cabezazo a un costado de la portería de López.

El cuadro catalán empezaba a encontrar espacios y comenzó a controlar mejor la pelota, un par de llegadas de Darder y Raúl de Tomás empezaban a preocupar a la saga nazarí. Al minuto 24 llegaría la gran polémica de la tarde, Domingos Duarte derribó a Raúl de Tomás en el área y el árbitro Guillermo Cuadra Fernández no dudó ni un segundo en marcar la pena máxima, una jugada que derivó de una posible falta en el medio campo sobre Yangel Herrera que el colegiado no revisó por el VAR. El delantero madrileño fue el encargado de cobrar el penalti de forma excelsa engañando a Rui Silva y poniendo en ventaja a su equipo.

Con el gol, los dirigidos por Diego Martínez se fueron al ataque buscando el empate a toda costa, las emociones del partido subían en intensidad y eso se vio demostrado en la cancha, el Granada buscando la portería contraria en busca de la igualdad y el Espanyol buscando aumentar su ventaja en el marcador. A los 36 minutos Jonathan Calleri le sirvió una gran pelota a Sergi Darder, pero el delantero mallorquín mandó su remate por encima de la portería de Rui Silva, desaprovechando una gran oportunidad para los periquitos.

Bien dice el refrán futbolístico “los goles que no metes te meten” y el Granada hizo valido ese dicho ya que apenas 2 minutos después de la falla de Darder, Carlos Fernández habilitó de manera extraordinaria a Darwin Machís, quién ante la salida de Diego López colocó la pelota por debajo de las piernas del experimentado guardameta para lograr empatar el marcador.

Con el empate el Granada comenzó a coger confianza en la cancha de los Cármenes, a falta de 4 minutos Yangel Herrera disparo a las afueras del área, pero su disparo saldría desviado de la meta catalana. Los dos equipos parecían conformes con la igualdad en el marcador y se irían al descanso empatados a un gol.

La segunda parte empezó con un Granada intenso, tan intenso que solo tuvieron que pasar dos minutos de la reanudación para que Carlos Fernández pusiera al frente a los nazaríes después de una excelsa definición en el área de los visitantes, el sevillano colocó la pelota en el ángulo dejando sin oportunidad a Diego López que se estiró lo más que pudo, pero no pudo evitar el golazo que pondría a los rojiblancos al frente del marcador.

Con la ventaja, el equipo de Diego Martínez empezó a encontrar más espacios, sin embargo los visitantes adelantaron filas en busca del gol que les diera el empate en el marcador. Poco a poco los catalanes se fueron apoderando del balón y de las acciones del juego, el Granada parecía asfixiado y no pasaba de su media cancha con el balón controlado. Al minuto 56 Darwin Machís pudo conseguir su segundo gol, pero llegó demasiado forzado al remate y terminó mandando su disparo por un lado de la portería visitante.

Martínez se dio cuenta de la situación y mandó a la cancha a Ramón Azzez en sustitución de Roberto Soldado quién salió aplaudido por los más de 15,000 asistentes en los Cármenes. Con el cambio Diego Martínez buscaba recuperar la media cancha y meterle más presión al Espanyol. Abelardo también movió sus piezas en busca de generar más peligro en la portería nazarí metiendo a Matías Vargas al campo.

El partido comenzaba a tener una tónica muy poco alentadora para los granadinos y en la tribuna se respiraba nerviosismo ya que el cuadro visitante estaba ahogando al equipo nazarí y asfixiándolo en su área, Raúl de Tomás era un peligro latente cada vez que tomaba la pelota, el madrileño lo intentaba por todos lados, pero siempre se encontraba la gran respuesta de Rui Silva.

Con el partido agonizando a los periquitos no les quedaba de otra y se fueron con todo al ataque para buscar la igualdad en el marcador, el estadio Nuevo los Cármenes comenzaba a silenciarse y más aún cuando Raúl de Tomás estrelló una pelota al palo dejando sin aliento a los aficionados locales. La tónica del partido comenzaba a inclinar la balanza para el Espanyol, el Granada aguantaba estoicamente en los últimos minutos y no permitía que el cuadro visitante lograra el ansiado empate.

Los catalanes lo intentaban, pero la defensa rojiblanca se comportó a la altura del encuentro y evitó en todo momento los acercamientos del Espanyol. Los dirigidos por Abelardo terminaron el partido metidos en el área del Granada, sin embargo el gol del empate nunca llegó. El estadio Nuevo los Cármenes estalló de alegría cuando Guillermo Cuadra Fernández dio el pitazo final, dictando así una nueva victoria nazarí en casa.

Este resultado manda al Granada a la décima posición de la clasificación general con 30 puntos y deja al Espanyol en el fondo de la tabla y en una situación complicada de cara a la salvación. La próxima semana el Granada visita Madrid para medirse al Atlético en el Wanda Metropolitano.

Ficha técnica

Estadio: Nuevo los Cármenes (15,226 asistentes)

Árbitro: Guillermo Cuadra Fernández

Alineaciones

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Domingos Duarte, Germán Sánchez, Carlos Neva, Maxime Gonalons (Yan Eteki), Yangel Herrera, Darwin Machís (Dimitri Foulquier), Antonio Puertas, Carlos Fernández, Roberto Soldado (Ramón Azzez)

Entrenador: Diego Martínez

RCD Espanyol: Diego López, Naldo (Óscar Melendo), Leandro Cabrera, Dídac Vilá, Adri Embarba, David López, Ander Iturraspe (Matías Vargas), Sergi Darder, Raúl de Tomás, Jonathan Calleri (Wu Lei)

Entrenador: Abelardo Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *