copa-del-rey-ucam-celebracion

Con Lenovo Tenerife y Real Madrid conformando ya la primera de las dos semifinales del sábado, el viernes decidió qué dos equipos se enfrentarían en la segunda por un puesto en al final. Valencia Basket y UCAM Murcia se midieron en un partido de rachas donde ambos tuvieron opciones de llevárselo hasta los últimos minutos. La segunda, el derbi catalán, puso frente a frente al Barça y a Manresa. Dos equipos que ya se habían visto las caras en dos ocasiones esta campaña.

Murcia comenzó mejor

La semifinal entre valencianos y murcianos pudo caer de cualquier lado. El que llegó antes al parqué del Palacio de Deportes fue UCAM Murcia. Los de Sito Alonso comenzaron acertadísimos desde el triple, algo que no supo parar el equipo ‘taronja’. La polémica con uno de los aros, en el que atacaba Valencia en los dos primeros cuartos, parecía afectar a los de Peñarroya con porcentajes de tiro malísimos. El primer parcial finalizó con 14-28 en el marcador

El segundo fue cuarto fue similar, con Murcia mucho más acertado Valencia, pero con los valencianos defendiendo algo mejor, por lo que la anotación murciana no fue tan elevada. Aún así los de Alonso pudieron ampliar todavía más la ventaja para marcharse al descanso con una ventaja que podía presumirse definitiva (31-52).

Remontada incompleta de Valencia

El tercer cuarto fue el que cambió el partido. Un parcial de salida de 21-0 y un resultado total en ese acto de 35-9 dieron alas a Valencia y le hicieron creer en el pase a semifinales. No en vano, los de Joan Peñarroya se marcharon al último cuarto con ventaja en el marcador 62-61. Fue el único momento en el que los muchos aficionados del UCAM Murcia se vieron algo silenciados.

El último cuarto fue un toma y daca por parte de ambos equipos, pero si hay que destacar una individualidad que ayudó a los suyos a llevarse el encuentro es la de Tomàs Bellas. El jugador del UCAM Murcia fue un dolor de cabeza para la escuadra ‘taronja’ en ataque y en defensa. Anotó en varias ocasiones y recuperó unos cuantos balones fundamentales para la victoria final murciana por 83-86.

Ilusiones manresanas en el primer cuarto

El segundo encuentro fue el derbi catalán entre Barça y Baxi Manresa. Los manresanos, que ya habían vencido esta temporada a los culés en la Copa Catalunya y en el partido de la primera vuelta en la Liga ACB, querían sorprender a su rival por tercera vez consecutiva. Y no comenzaron mal el partido los de Pedro Martínez, que con una actuación coral en le primer cuarto lograron finalizar el mismo por arriba en el electrónico (22-26).

El Barça reaccionó en el segundo periodo para darle la vuelta al partido. Mirotic empezó a sumar para los suyos, a lo que se añadió la mejoría culé en defensa. También Davis protagonizó varias acciones positivas en cancha delantera para no solo igualar, sino superar con creces a los manresanos en este segundo acto. El marcador al descanso hablaba de los buenos diez minutos que había hecho el equipo de Saras Jasikevicius (52-42).

Rodillo culé para no pasar apuros

La dinámica culé se mantuvo durante el resto del partido, dejando a Manresa sin esperanza de repetir remontadas que ya se habían visto en esta Copa ACB. Los blaugranas fueron muy superiores a su rival en la noche de hoy en el Palacio y se citarán con un UCAM Murcia que debutará en semifinales en esta edición copera. El partido finalizó con resultado de 107 – 70.