Entrevista-a-Pep-Boada

Dos días y medio después de consumarse el descenso a Segunda División, el Consejo de Administración del Granada Club de Fútbol ha tomado su primera decisión, cesar a la dirección deportiva. En un comunicado que se ha publicado a las 11:30 de esta mañana de miércoles 25 de mayo, el Granada informaba que «el Consejo de Administración está realizando un análisis profundo de la situación deportiva e institucional, marcada por el nuevo contexto de la participación en LaLiga Smartbank y por el objetivo de devolver al Granada CF SAD a la máxima categoría del fútbol español».

Pep Boada que había tomado el relevo de Fran Sánchez, incorporó en verano a Luis Maximiano, Luis Abram, Sergio Escudero, Santiago Arias, Monchu, Rochina y Carlos Bacca. Fichando en la ventana invernal a Collado, Petrovic, Arezzo, Raba y Uzuni. Pero los resultados no han sido los esperados y el equipo ha terminado descendiendo a Segunda División.

«Desde el Club se quiere destacar que Pep Boada y su equipo han hecho un inmenso trabajo. Bajo su gestión se ha incorporado a talento que va a hacer historia en el Granada CF y se ha confeccionado una plantilla que ha luchado hasta el final. La profesionalidad y la dedicación en el día a día de Pep Boada y su equipo han sido excepcionales y desde el Consejo queremos trasladar nuestro agradecimiento más sincero».

Ya en la noche del empate ante el Espanyol, en los pasillos de Los Cármenes corría como la pólvora la posible destitución de Pep Boada y su equipo de trabajo. Algo que se ha oficializado unos días más tarde: » Desgraciadamente el fútbol exige adaptarse a cada circunstancia y el Consejo considera que es necesario un relevo en la Dirección Deportiva, buscando una mayor especialización en retos como el que afrontamos la temporada 2022/23. Queremos desear al equipo de Dirección Deportiva y muy especialmente a Pep Boada todo lo mejor en el futuro. Personas de su talla humana y su profesionalidad son necesarias en el fútbol».