A las 19:10 de este viernes 15 de mayo, Fernando Simón anunciaba que la provincia de Granada pasa a la siguiente fase de la desescalada. Después de la intervención del ministro Salvador Illa, decía que tanto Málaga como Granada pasan a la fase I y que “todo este proceso se ha elaborado en colaboración con todas las autoridades de salud pública”.

La reacción del alcalde de Granada no se hizo esperar. Luis Salvador aseguraba estar “satisfecho” por el cambio de fase. No obstante, se mostraba ambicioso de cara al futuro y afirmaba que “no es momento de reproches. Estamos convencidos de que cumpliremos todos los indicadores para que la semana que viene podamos pasar” a fase II.

Por su parte, el líder de la oposición, Paco Cuenca apelaba a la responsabilidad de la ciudadanía para continuar con las medidas preventivas para combatir al virus. En este sentido, el socialista pedía “no bajar la guardia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *