El próximo lunes 8 de junio la provincia ya podrá entrar en la fase 3 junto con el resto de la Comunidad Autónoma. La decisión ha sido tomada por el Ministerio de Sanidad que ha anunciado que el Gobierno accede a la petición de la Junta de Andalucía de que las provincias de Granada y Málaga pasaran de fase junto con el resto de la región, a pesar de llevar apenas una semana en la fase 2.

Los datos que la provincia ha arrojado en los últimos días ha sido factor clave para que el Gobierno decidiera incluir a Granada en la próxima etapa de la desescalada de cara a la «nueva normalidad».

Movilidad entre provincias

La fase 3 trae como principal beneficio el viaje entre provincias, esto siempre y cuando el Gobierno autonómico lo autorice. El presidente del Gobierno andaluz, Juanma Moreno es quien tiene que solicitar al Gobierno el levantamiento de esta restricción ya que no es una medida automática y Sanidad es la que se ha quedado con las restricciones de movilidad. Hasta el momento Moreno no ha solicitado dicho levantamiento.

Lo más probable es que la Junta de Andalucía se espere a que termine el Corpus ya que supondría el desplazamiento de miles de sevillanos a las playas de Huelva y Cádiz y teniendo en cuenta que el próximo jueves 11 de junio es feriado en la capital andaluza.