La Policía Nacional ha detenido en la zona norte de Granada a un varón de 44 años y nacionalidad española. El detenido cuenta con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de daños, tras haber fracturado el candado de la verja de acceso a la Iglesia de San Isidro Labrador. También habría fracturado un macetero ornamental que podría datar del siglo XVII. El detenido ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.

Los hechos tuvieron lugar ya pasada la medianoche, cuando los agentes
fueron comisionados por el CIMACC-091 a la iglesia de San Isidro Labrador, ubicada en la plaza del mismo nombre. Al parecer, había un individuo muy alterado que estaba ocasionando daños en el edificio religioso.

Cuando los agentes llegaron al lugar se pusieron en contacto con el párroco de la iglesia, siendo entonces cuando pudieron oír golpes en la parte trasera del edificio. Fue allí donde los agentes hallaron al presunto autor, el cual se encontraba indocumentado y tirado en el suelo.

Tras hacer el inventario de los daños se supo que el presunto autor
habría arrancado un bolardo del mobiliario urbano, desplazándolo hasta el interior del recinto de la iglesia. Igualmente, habría fracturado el candado que cierra la verja que da acceso al edificio y dañado la puerta de madera del acceso principal. Los contadores de luz y agua también habrían sufrido daños, con rotura de una caja de registro y varios fusibles, así como la instalación de riego por goteo que sustenta los árboles y plantas de su interior.

FOTO: Policía Nacional.

Además de todo esto, el presunto autor podría haber dañado una parte del
patrimonio histórico del edificio. El detenido ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.