El uso de la mascarilla es obligatoria, aun así, son muchas las personas que hacen caso omiso a esta norma y ponen en riesgo la salud pública de los demás. Es por ello, que los agentes de la Policía Local de Granada intentan velar por la seguridad de los ciudadanos, ‘persiguiendo’ a quienes se saltan la ley.

Según informa el gabinete de prensa del cuerpo policial, este pasado jueves 23 de julio se realizaron “inspecciones en varias zonas de la ciudad donde habitualmente se concentra gran cantidad de personas”. Según el departamento de Comunicación, “se controlaron las zonas de mirador de San Miguel Alto, mirador de San Nicolás, mirador de la Churra, Huerto del Carlos, plaza Lavadero del Sol y calle José Luis Pérez Pujadas”.

En total, los agentes tuvieron que denunciar a 45 personas que no estaban utilizando la mascarilla. Además, en esas zonas de tanta afluencia de público, 12 actas fueron levantadas por “consumir alcohol en la vía pública, 3 tenencia de sustancias estupefacientes y 1 por música en el exterior de un establecimiento de ocio nocturno”.

La Policía también informa de la detención de un varón de 64 años en el interior de un local de ocio en la calle Pedro Antonio de Alarcón. Al parecer, el individuo carecía de mascarilla y alegó ser médico “sin respetar la distancia de seguridad y mostrando una actitud agresiva hacia los agentes”. Según informa el cuerpo policial, “se procedió a la detención de E.M.G. que continuó insultando a los policías con frases como ‘hijos de p***, chulos de m***'”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *