Una prestación para autónomos es posible. Al menos, tras una petición hecha en Change.org donde se recogieron casi un millón de firmas reclamando, primero una cuota cero. Pero si no, al menos una prestación para paliar la caída masiva de ingresos. Y parece que así va a ser, siempre y cuando se justifique la caída masiva del 75% de la facturación.

Y aunque el decreto de ayudas publicado en el BOE va variando cada día, ahora parece que se ha abierto un hilo de esperanza. A todos los firmantes de esa petición les ha llegado una carta desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en el que «compartimos vuestra preocupación por la situación en estos momentos».

Esta carta recoge que «estamos atravesando unas semanas especialmente complicadas. La incertidumbre va más allá de la situación sanitaria, debido a la coyuntura económica. Por ello, en los últimos días se han puesto en marcha diferentes medidas con el objetivo de paliar lo máximo posible el impacto de la pandemia en los colectivos más vulnerables».

Justificar la caída del 75% para la prestación para autónomos

Y reconocen que se ha desarrollado una prestación para autónomos extraordinaria. Para acceder a ella, cualquier trabajador por cuenta propia, debe acreditar la caída de un 75% de ingresos respecto a la media mensual del semestre anterior. No tiene por qué cesar su actividad como se indicó en un principio.

La prestación consiste en que quien cause derecho a ella no solo la cobrará, sino que además no pagará las cotizaciones a la Seguridad Social y se le tendrá por cotizado. Hay un vídeo en el que se explica esta prestación más a fondo: https://www.youtube.com/watch?time_continue=13&v=J4RfvVF40OE&feature=emb_logo.

Dicen desde el ministerio que «esta prestación, en justicia, trata de proteger a los autónomos que puedan resultar más afectados como consecuencia de la declaración del estado de alarma».

Ahora hay que ver sin en la práctica, al solicitar dicha prestación, la letra pequeña existe o no.