policia-granada

Varios agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 42 años como presunto autor de un delito de violencia de género y otro de estragos.

El hombre fue detenido tras haber sido denunciado por su pareja y haber intentado hacer volar el domicilio donde residía la víctima provocando un escape de gas butano. El detenido ya ha pasado a disposición de la autoridad judicial.

El varón residía junto a su pareja en un piso ubicado en una segunda planta de un inmueble del barrio del Zaidín. Habría llegado al domicilio común e iniciado una fuerte discusión, insultando, amenazando a la mujer y mostrando un comportamiento agresivo. En el transcurso de esta discusión, el presunto autor llegó a romper la televisión y dos teléfonos móviles pertenecientes a la víctima, abandonando seguidamente el inmueble.

Momentos después, se personó una dotación policial que acompañó a la mujer hasta la comisaría tras manifestar su voluntad de presentar denuncia por malos tratos.

Patrulla Zaidín
FOTO: Policía Nacional Granada

Horas más tarde, los agentes de Policía atendieron una llamada al 091 en la que un ciudadano alertaba de un fuerte olor a gas dentro del bloque en el que reside. Al llegar al edificio, los agentes ya pudieron percibir el fuerte olor a gas butano y avisaron al Servicio Municipal de Bomberos.

Tras asegurar el bloque, los bomberos neutralizaron el escape de gas, el cual había sido valorado como de alto riesgo de explosión. Las agentes policiales y de bomberos comprobaron la existencia de dos conexiones de gas butano que habían sido cortadas, presumiblemente con un cuchillo que apareció junto a ellas. Dichas bombonas de butano estaban conectadas a la hornilla y el termo de la cocina del piso.

El morador de la vivienda fue detenido y trasladado hasta dependencias policiales. Hoy viernes pasará a disposición judicial.