Un miembro de la Unidad de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía evitó el pasado miércoles 2 de septiembre el suicidio de una joven en Granada. Los hechos se produjeron alrededor de las 23:00 horas, cuando el agente, en esos momentos fuera de servicio, observó cómo la mujer se disponía a saltar la barandilla de un puente con la intención de arrojarse al río Genil.

Así, en una primera instancia, el funcionario de la Adscrita consiguió coger a la mujer por el brazo y evitar que se lanzara. Tras alejarla de la barandilla, el agente procedió con el protocolo establecido en estos casos y comunicó los hechos a la Sala de Operaciones de la Unidad de Policía Adscrita para que solicitara un vehículo policial a efectos de dar cuenta de lo acontecido.

Fue entonces cuando la joven aprovechó para salir corriendo y saltar por la barandilla, siendo alcanzada por el agente, que consiguió agarrarla por la pierna en el momento que estaba efectuando el salto desde el puente, quedando suspendida en el vacío y el agente con medio cuerpo en el aire.

Según relata el propio miembro de la Adscrita, éste llegó a temer por su propia vida, pero finalmente, tras un gran esfuerzo físico, consiguió subir a la mujer y ponerla a salvo por segunda vez.

Posteriormente, se personó en el lugar de los hechos una patrulla de la Policía Nacional y una ambulancia del 061, que procedió al traslado de la mujer al PTS de Granada. Por su parte, el agente fue atendido en la Clínica La Inmaculada por un dolor dorsal como consecuencia de la presión que tuvo que ejercer contra la barandilla para evitar que la joven se precipitara al vacío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *