santo-domingo-vistillas

La educación de nuestros hijos no es tema baladí. Por ello, padres y madres buscamos siempre el mejor centro posible para que aprendan, crezcan y se formen en el mejor contexto posible. Cuando elegimos colegio para ellos estamos, en buena parte, decidiendo cuál será el futuro que van a tener, tanto en el plano educativo como personal. Dominicas Granada es parte de ello.

La oferta educativa a día de hoy es amplísima. Colegios públicos, concertados y privados conviven en perfecta armonía en nuestra sociedad. Incluso muchos de esos centros compatibilizan dos tipos de educación distinta. Es el caso de los colegios de la congregación de Dominicas Granada, con cuatro centros en nuestra provincia. Dos de ellos en la capital, uno en el área metropolitana y el otro en la Costa.

 “Somos una congregación 100% granadina. La fundó la Madre Teresa Titos Garzón a finales del Siglo XIX”, nos cuenta Sor Cristina, coordinadora de todos los centros educativos de las Dominicas en nuestra provincia. “Ella se dio cuenta de que en su barrio del Realejo los niños estaban muy bien atendidos, pero las niñas no. Y se puso manos a la obra: atendió a aquellas niñas y es la raíz de lo que somos hoy en día”.

Sor Cristina continúa contándonos los comienzos de las Dominicas: “El constructor del Alhambra Palace tenía un terreno y, como benefactor, lo vendió por ‘cuatro duros’ a la Madre Teresa este terreno. Y así fue como se fue construyendo este colegio. Años después fue uno de los primeros colegios que implementó las clases con niños. Y después han ido apareciendo más colegios. Primero el de Motril, luego el de Santa María del Llano en Ogíjares y, por último, el del Rosario”.

FOTO: Photographers Media

Mente crítica y libre

Lidia, directora del Colegio Santo Domingo Vistillas, nos habla un poco del presente y de la formación que se ofrece tanto en su colegio como en el resto de la congregación. “Somos un centro dentro de la Iglesia Católica, pero atendemos al estudio y la formación académica para lanzar a nuestros alumnos al mundo”, comenzaba. “Les ofrecemos la fe desde la libertad. Les presentamos los valores evangélicos para que ellos los puedan vivir. Uno de nuestros valores más arraigados es la verdad. Queremos que nuestros alumnos sean personas críticas. Que vean, oigan, analicen, decidan, se informes y que sean libres”.

Además, la propia directora se encarga de desmitificar algunos prejuicios asociados a este tipo de centros y cataloga el deporte como un gran pilar de su oferta educativa. “Nos parece muy importante que conviva gente de contextos muy distintos y de situaciones muy diferentes. Tanto es así que tenemos también matriculados alumnos provenientes de otros países. El deporte es muy importante en nuestra congregación. Con el COVID, estamos teniendo algún problema para llevarlo a cabo, pero tenemos esperanzas de que cuando todo acabe podamos retomar nuestro club deportivo con normalidad”.

La historia de esta institución no está reñida con los tiempos modernos en los que vivimos: “Tenemos que estar donde están nuestros alumnos. Estamos presentes en todas las redes sociales y tenemos cuidadas nuestras páginas webs, porque somos conscientes de que en estos tiempos las familias muchas veces no vienen a los centros a informarse, sino que lo hacen desde un dispositivo o un ordenador”. Así lo explica su directora.

FOTO: Photographers Media

Valores desde la acción

La labor de las Dominicas de Granada, sin embargo, no se limita al ámbito educativo ni a nuestra ciudad. “Salvo en Australia, estamos en todos los continentes”, informaba Sor Cristina. Y tanto es así que tienen presencia en Tailandia, Ucrania, Cuba, Camerún, República Democrática del Congo, Venezuela o Colombia. En todos esos países llevan a cabo proyectos como internados, centros de día, hospitales, colegios, etc.

Aquí en Granada, el colegio ofrece servicios que ponen a disposición de los alumnos y sus familias. “Atendemos a chicos y chicas que viene de todo el cinturón de Granada gracias a nuestro servicio de autobús. También tenemos servicio de comedor con cocina propia, nada de ‘catering’. Informamos a las familias de qué es lo que comen los niños, para que ellos puedan hacer las cenas y las comidas de los fines de semana de forma variada”.

El colegio cuenta con alumnado de todos los cursos. “Estamos inmersos en el proceso de escolarización desde 3 años hasta Bachiller. En nuestras webs tenemos toda la información para que las familias puedan consultarlas. Pueden pedir cita previa o llamar y acudir a nuestros centros. Además, en Bachillerato atendemos solicitudes también durante el mes de abril, porque al ser un centro privado, podemos ampliar un poquito más el plazo”.

Por último, Lidia aporta la clave para seguir confiando en el modelo de Dominicas. “El rendimiento académico posterior de los alumnos que van saliendo del centro hace que siempre haya familias interesadas en que sus hijos vengan aquí. Es más, nosotros hemos dado cabida a gente de otras religiones que han querido matricular aquí a sus hijos. Todo nuestro alumnado sale adelante. Estamos muy orgullosos de eso, porque incluso chicos que querían dejar los estudios han podido finalizar su Bachillerato con nosotros. No le decimos que no a nadie, sea cual sea su situación, fe religiosa, etc.”