La ciudad de Granada ha disfrutado de un día de Todos los Santos soleado, en el que las flores no han podido acompañar como cada año a los difuntos debido a la situación de pandemia que atraviesa el país, o al menos no tantas como de costumbre. Sin embargo, los granadinos han presenciado algo que, a priori, empaña o así debería el día de fiesta vivido este lunes 1 de noviembre.

Se trata de una acumulación de humo que ha coronado la capital y que no sorprende. Es muy habitual observar prácticamente cada día cómo la vista de Sierra Nevada queda emborronada por un suceso de este estilo. Granada, tercera ciudad de España con peores índices de contaminación en aire, no ha hecho la vista gorda. Pero, ¿realmente se halla la contaminación detrás de esta nueva nube de humo?

“Esta es la contaminación de hoy en Granada. Escalofriante. Esta será nuestra próxima pandemia, y para esta no habrá vacuna”, ha tuiteado un usuario al publicar una imagen de la boina vista desde el Barrio de Monachil. “He salido a la terraza y me ha sorprendido ver esa nube negra cubriendo la capital, que además no es nada nuevo. Suele verse. Pero es cierto que hoy, quizás por el tiempo anticiclónico, se ve especialmente compacta y marcada. La verdad es que asusta que respiremos ese aire”, nos aclara dicho usuario.

El tuit lleva ya más de 200 likes y más de 100 retuits, y subiendo. La capacidad para poder convertir cualquier tipo de mensaje en viral es sin duda una de las grandes ventajas de las nuevas tecnologías, o al menos cuando se trata de este tipo de consignas. Por otro lado, también facilita que cualquiera pueda tener voz y voto en cualquier conversación. Así, otro usuario responde que ni hablar de contaminación, que se han estado quemando elementos en un lugar muy cercano y que por eso la humareda tiene esas características.

Necesidad de políticas verdes a favor del medio ambiente

“Se deba a lo que se deba, lo estamos respirando”, añade el tuitero original, cuyo nickname reza Suki. Aunque así sea, mañana podremos observar seguramente la misma o una humareda parecida sobre la ciudad de Granada, ya que el problema de la contaminación viene de lejos. Con una circunvalación atestada cada mañana, parece que Granada solamente puede disfrutar de un aire puro y limpio mediante confinamiento domiciliario estricto, como ya sucedió en el estado de alarma de marzo.

Entonces los niveles de calidad del aire recuperaron registros del siglo pasado, de tiempos menos globalizados. Hasta los animales salvajes regresaron al entorno urbano ante la ausencia de ruido y de presencia humana. Sin duda, todo un aviso de que algo no va bien.

“Creo que Granada tiene un problema con el tráfico. Hay muchísima concentración. Quizás la nueva autovía ayude a aligerar esto, pero incluso en la propia capital suele haber una concentración de vehículos dañina para una ciudad pequeña como la nuestra. Quizás se debería hacer algún plan de cinturón verde, o alguna medida como la de Madrid Central, porque a la larga veo un gran problema respirar a diario un aire tan sucio”, concluye Suki.

El Ayuntamiento de la capital ya trabaja en un proyecto para establecer un anillo verde de 90.000 metros cuadrados lleno de arbolado y totalmente urbanizado para el disfrute de la ciudadanía de cara al año 2031. Hasta entonces, más imágenes como esta se dejarán ver por las redes sociales. Y la incógnita de la quema de residuos quedará en el aire, como el humo negro que respiramos día sí, día también.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *