fuente-granada

El calor asfixiante del verano andaluz está de vuelta. Durante esta semana y al menos hasta el próximo lunes día 16 de agosto, las temperaturas volverán a superar los 40 grados centígrados de máxima y no descenderán nunca de los 20 en las mínimas. Así pues, la Agencia Estatal de Meteorología ha establecido que la provincia de Granada esté en alerta naranja por altas temperaturas.

Durante el pasado mes de julio ya se produjeron episodios de mucho calor, pero en ningún caso tan extendidos en el tiempo como lo van a ser ahora. Desde el día de hoy, miércoles 11 de agosto y hasta el próximo lunes, como mínimo, los termómetros marcarán en todo momento registros que superan los 20 grados por las noches y los 40 en las horas centrales del día.

Todo esto tiene un motivo muy claro. A la alta insolación propia de las fechas en las que nos encontramos, se suma en esta ocasión una masa de aire cálido procedente del norte de África. Esto hace que las temperaturas se incrementen de forma progresiva durante la presente semana y hasta comienzos de la siguiente.

El día de más calor podría ser el próximo sábado, día 14 de agosto, con temperaturas que rozarán incluso los 45 grados. De igual modo, el sábado tendrá la temperatura mínima más alta, con registros cercanos a los 25 grados. Lo que sí bajará, haciendo que descienda también la sensación de agobio por el calor, es la humedad relativa del aire, que se encuentra hoy en registros del 50% y que descenderá hasta el 25% el domingo.

Por otra parte, la probabilidad de precipitaciones es inexistente según afirma Aemet. Durante todos los días de esta semana y mientras duren estos episodios de calor, la agencia encargada de las previsiones meteorológicas en nuestro país estima que hay un 0% de posibilidades de recibir algún tipo de chubasco.