Este martes es festivo en la capital granadina. La aplazada festividad del Corpus Christi ha caído en este 15 de septiembre, día de la Virgen de las Angustias, patrona de Granada. A pesar de la fiesta y debido a la pandemia, no se sucederá la habitual ofrenda floral. Todos los años, cientos de fieles y visitantes se agolpaban a las puertas de la basílica para brindarle flores y honrar la figura de la virgen. Este 2020 va a ser imposible llevar a cabo la ofrenda física, por lo que el paso obligado a dar es el salto a la red.

Según ha confirmado la hermandad de la Virgen de las Angustias, los interesados podrán realizar las típicas donaciones a través de su web oficial. Estas donaciones consistirán en ramos solidarios de alimentos, cuyo importe oscila entre los 5 y los 200 euros.

Todo el importe recaudado se destinará a ayudar a los más necesitados, así como “a aquellas organizaciones municipales o eclesiásticas, entre otras, que lo necesiten”, ha confirmado el vicehermano mayor de la Hermandad, Antonio González. Por cada donativo realizado hasta el día de hoy, la Virgen de las Angustias disfrutará de una flor a sus pies gracias a la labor de su Hermandad, que no ha parado de buscar soluciones en un tiempo de preguntas sin respuestas.

No se celebrará la procesión de la Virgen de las Angustias

Por otro lado, sí se abrirán las puertas de la basílica para poder visitar la imagen de la Virgen, que estará reguardada en su camarín. A pesar de haberse suspendido la gran mayoría de actos oficiales, la función eucarística se llevará a cabo mediante el seguimiento absoluto de las normas de seguridad e higiene, a cargo del Arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez.

El último domingo del mes de septiembre tampoco se llevará a cabo la procesión de la Virgen de las Angustias. “Queremos evitar aglomeraciones”, ha asegurado Miguel Luis López – Guadalupe, hermano mayor de la Hermandad.

La Hermandad de la Virgen de las Angustias conmemora este año el 475º aniversario de su fundación. Una celebración que queda empañada por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, que aún asola y castiga a los más necesitados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *