A las 9:00 de la mañana de este viernes se ha producido el chupinazo tan habitual y a la vez tan diferente. Las campanas de la iglesia de Nuestra Señora de la Cabeza han repicado para dar comienzo a las fiestas populares de Ogíjares. Sin duda, unas fiestas atípicas debido a la pandemia del COVID19 que tratarán de divertir a ogijareños y visitantes de la manera más segura posible.

A lo largo del verano, numerosos fueron los municipios que se vieron abocados a la cancelación total de sus fiestas, tanto en Granada como en el resto del país. Sin embargo, la localidad metropolitana ogijareña ha hecho todo lo posible para que las suyas sigan en pie. Así, estas ‘fiestas diferentes’ se caracterizan la celebración de las actividades de siempre, pero con distinto formato.

Un ejemplo es la charanga móvil que amenizará las diversas terrazas de la localidad poniendo el ritmo y la música. Lo hará desde un habitáculo destinado a ello, limitando por tanto cualquier tipo de interacción y contacto con el público.

Previamente, a mediodía, se iniciará la feria de día en los bares y restaurantes de Ogíjares. La mascarilla será obligatoria en todo momento y las reuniones estarán limitadas a un máximo de diez personas por mesa. Lo que antes era un jolglorio global en todo el pueblo, ahora será un brindis por los que están y por los que se fueron.

Unas fiestas domésticas

Las medidas de seguridad son el protagonista de estas fiestas del Cristo de la Expiración. Hasta en la sesión vespertina de cantajuegos ideada para el entretenimiento de los más pequeños estarán presentes. Asientos individuales, distancias interpersonales, vigilancia… Todas las medidas son pocas para que una tarde de ocio y diversión no derive en una llamada al SAS.

Por último, el castillo nocturno de fuegos artificiales. La guinda de la celebración. Un espectáculo visual de explosiones y colores que se podrá disfrutar “desde tu propia casa”, como reza el programa de fiestas. El Ayuntamiento no quiere que se formen aglomeraciones, así que informa de que el castillo se podrá apreciar desde cualquier punto del municipio, como el hogar.

Además, el ruido de los fuegos se disminuirá todo lo posible para no poner en peligro el bienestar de las mascotas de todos los vecinos ogijareños. Son las actividades que se llevarán a cabo este viernes, primer día de unas fiestas que finalizarán el lunes 14 de septiembre. Unas fiestas que demuestran que responsabilidad y ocio deben ir de la mano mientras nos toque convivir con la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *