Parada-Cardiaca

El Centro de Emergencias Sanitarias 061, perteneciente al Servicio Andaluz de Salud, y la Delegación Territorial de Salud y Consumo en Granada han organizado junto a la Delegación Territorial de Desarrollo Educativo, Formación Profesional, Universidad, Investigación e Innovación en Granada un nuevo #cardiomaraton061 con motivo del Día Europeo de concienciación ante la Parada Cardíaca que se conmemora desde el año 2013, el día 16 de octubre.

Con esta jornada de formación masiva, denominada #cardiomaraton061, celebradas en el edificio de Servicios General de la facultad de Ciencias de la Salud, ubicada en el PTS, Salud pretende aumentar el número de personas que conocen cómo actuar ante estas situaciones para poner en marcha la cadena de supervivencia en el menor tiempo posible y sensibilizar a toda población de la importancia de estar entrenado en esta materia.

La alerta inmediata al 061, la detección por parte de los gestores telefónicos de la parada y la decidida intervención de los primeros intervinientes mientras llegaba el equipo de emergencias sanitarias, salvaron la vida de estos pacientes. Se trata de una distinción que otorga el Centro de Emergencias Sanitarias 061 en nombre de todos los profesionales sanitarios a estas personas que con sus gestos solidarios y ejemplares, inician la denominada cadena de supervivencia tras presenciar una parada cardíaca.

La parada cardíaca (PCR) es la principal causa de muerte prematura en España y en los países de nuestro entorno. En la mayoría de los casos, su origen es cardíaco y se denomina muerte súbita cardíaca y puede afectar a personas jóvenes en una proporción importante. Se estima que la incidencia de la Parada cardíaca extrahospitalaria en Andalucía es de 19,5 por cada 100.000 habitantes y año, de las que más de la mitad, ocurren en el domicilio.

Parada-Cardiaca
Foto: Junta de Andalucía

Cardiomaraton061

Durante las sesiones formativas, los asistentes han puesto en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios para realizar la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados, al tiempo que aprenden la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una parada cardiorrespiratoria (PCR), lo que se ha llamado la ‘Cadena de Supervivencia’.

Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos.

Unas jornadas, que cuentan con la colaboración de la fundación Mapfre y que son un ejemplo de colaboración entre más de un centenar de instituciones, que bajo la coordinación del Centro de Emergencias Sanitarias 061 y las delegaciones territoriales de Salud y Consumo y de Desarrollo Educativo, Formación Profesional, Universidad, Investigación e Innovación de la Junta de Andalucía, reúnen en Andalucía todos los años a más de 400 monitores en reanimación cardiopulmonar que de forma voluntaria dedican su tiempo para formar a los jóvenes en esta materia.  A lo largo de estos años se han entrenado a más de 100.000 andaluces en las técnicas de reanimación cardiopulmonar a través de estos cardiomaratones.

Atención a paradas cardiorrespiratorias

En los primeros seis meses del año 2022, los equipos de emergencias sanitarias 061 del Sistema Sanitario Público de Andalucía han atendido a 674 pacientes con parada cardiorrespiratoria con indicación de maniobras de reanimación y Soporte Vital Avanzado. En su mayoría, se trataban de hombres (70%) con una edad media de 61,74 años y el 64% ocurrieron en los propios domicilios de los pacientes con testigos en el 54% de las ocasiones.

La atención se inicia por parte de la teleoperadora desde el inicio de la llamada en aquellas demandas en que se reconoce la situación de parada cardiorrespiratoria (96,40%) trasmitiendo al familiar o ciudadano que se encuentra junto al paciente las indicaciones (secuencia y modo de actuación) con el fin de mejorar las posibilidades de supervivencia.

RCP Telefónica

Ante una situación de sospecha de parada cardiorrespiratoria, los gestores telefónicos de los centros coordinadores de urgencias y emergencias del 061 animan y explican a los alertantes como realizar estas maniobras básicas mientras que llegan los equipos de emergencias al lugar del suceso, dado que está demostrado que intentar aplicar estas técnicas a pesar de no tener conocimientos previos en primeros auxilios, ayuda a muchos pacientes llegando a aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50% de los afectados.

Estos eventos suceden en la calle, en el trabajo o mientras se hace ejercicio o una actividad extenuante, aunque ocurren en su mayoría en el hogar. En la actualidad, menos de 1 de cada 10 personas sobreviven. Las investigaciones realizadas muestran que la aplicación de las técnicas de reanimación cardiopulmonar por una persona que presencia la parada cardíaca aumenta la supervivencia entre 2 y 3 personas de cada 10, aunque sólo 1 de cada 5 pacientes llega a recibir esta ayuda.