El consejero Rogelio Velasco ha hablado sobre los principales indicadores que miden la evolución de la coyuntura económica. Pues ponen de manifiesto que Andalucía comienza a mostrar síntomas evidentes de recuperación. Como es el caso de la creación de empresas, la producción industrial, el PIB regional o el mercado laboral.

En cuanto a la creación de empresas, Velasco ha indicado que este índice ha crecido en abril el 7,8%, contabilizándose 17.381 más, el doble que en España (4,2%). También se ha referido al Índice de Producción Industrial de Andalucía, que el pasado mes de marzo mostró “un significativo repunte”, con un incremento interanual del 8,3%. “Se trata de la primera tasa positiva desde octubre de 2019 y que supone un nivel superior al que tenía en febrero de 2020”, ha remarcado. Asimismo, ha explicado que el PIB regional de estos tres primeros meses del año se ha reducido un -4,2% en términos interanuales.

Efectos de la crisis sanitaria del covid

Respecto al mercado de trabajo, Velasco pone de manifiesto que la crisis sanitaria y económica derivada de la pandemia ha tenido, a diferencia de crisis anteriores. “Una incidencia de menor magnitud gracias al papel que están jugando los expedientes de regulación temporal de empleo. Además, los datos del mes de abril reflejan una progresiva mejora en Andalucía. Mostrando por segundo mes consecutivo un aumento de los afiliados a la Seguridad Social y un descenso del número de parados registrados respecto al mes anterior”.

Igualmente, al cierre del mes de abril, se sigue moderando el ritmo de crecimiento del paro en Andalucía. Presentando la tasa más baja desde febrero de 2020, un 0,6% interanual frente al 2,1% de España, es decir, casi cuatro veces menor. A finales de ese mismo mes, el número de trabajadores en ERTE en la región se ha vuelto a reducir, situándose en el nivel más bajo desde octubre de 2020. Estos trabajadores representan el 2,7% de los afiliados, por debajo del 3,4% que suponen en España.