gol-luis-suarez

Victoria balsámica del Granada Club de Fútbol en un estadio talismán. Al borde del descanso, Luis Suárez aprovechaba un gran servicio de Darwin Machis para conseguir el único tanto del partido. El Granada mantuvo su portería a cero, en un encuentro muy completo y serio de los rojiblancos. Se pidió penalti por mano en el segundo tiempo, pero el VAR no lo consideró oportuno. Ahora, a centrarse en Copa.

Solo tres jugadores repetían titularidad respecto al partido de Grecia. El lateral Foulquier, el central Nehuén y el centrocampista Luis Milla. Diego se guardaba un as bajo la manga y lo quería utilizar en el Martínez Valero. Los rojiblancos salieron valientes, a presionar la salida de balón del Elche y a buscar el gol con ahínco. Pudo llegar en el minuto 6 de partido, pero el felino guardameta Édgar Badía le negaba el tanto de cabeza a Yangel Herrera.

Los ilicitanos se recompusieron teniendo la oportunidad más clara tras varios rebotes dentro del área después de un saque de esquina. El cuero le llegó al capitán Gonzalo Verdú que lo reventaba al primer palo, obligando a Rui Silva a hacer un auténtico paradón. Y cuando parecía que no se iba a mover el electrónico en el primer acto, llegó la jugada individual de un activo Darwin Machis por banda derecha. Su centro era rematado a la perfección por un Luis Suárez que demostró ser un killer. El colombiano está rentabilizando lo que el Granada pagó por él en verano, y agradece la confianza de Diego Martínez cuando le da la titularidad en forma de goles.

Jorge Almirón agitó la coctelera en el descanso sin demasiado provecho. El Granada seguía dominando, guiado por un excelso Darwin Machis que provocaba amarilla a cada rival con el que se veía las caras. Rui Silva vivió un segundo tiempo muy plácido, apenas tuvo que intervenir gracias al buen hacer de Neva y Duarte, sobre todo. Mientras, en ataque, Luis Suárez hacía diabluras y rozaba el doblete un par de veces. Menos fino de cara a gol estuvo Roberto Soldado que reclamó un penalti por mano que el VAR y el colegiado no estimaron. Los últimos minutos fueron de atrincheramiento nazarí. Resistió el equipo de Diego y se llevó el botín del Martínez Valero.